Psicología de las emociones. Mindfulness y gestión emocional.

¿Sientes a menudo que no puedes frenar tus emociones? ¿tus emociones te suelen poner en situaciones complicadas? ¿te sientes perseguido por tus emociones, su malestar y las consecuencias de su “explosión”?

Terapia de pareja

 

A menudo nos sentimos atrapados por nosotros mismos y nuestras emociones. En ocasiones sentimos que nuestras emociones son como conducir un coche a una velocidad que supera nuestro control y que en cualquier momento nos podemos encontrar un obstáculo en la carretera ante el que no podremos reaccionar de manera adecuada.

Esto es lo que nos sucede cuando nos desbordamos ante una situación y nos enfadamos o nos estresamos sin “poder hacer nada” por evitarlo. Sentimos que estamos condenados a las explosiones de ira, ansiedad desmesurada o tristeza infinita y los demás a “aguantarnos” con ellas. Pero esto es un error. Nuestras emociones están regidas por el cerebro y el cerebro es plástico, se puede modificar, y una de las técnicas en psicología para ello es el Mindfulness.

Para entender como funciona el Mindfulness en el control de las emociones, vamos a explicar de manera resumida qué son las emociones, qué tipos de emociones hay, por qué nuestras reacciones se vuelven desmesuradas y “automáticas” ante estímulos que no lo son tanto y como se pueden cambiar estos patrones de conducta.

“La emoción es el instante en que el acero choca contra una piedra y hace brotar la chispa, pues la emoción es la fuente principal de toda toma de conciencia”

Carl Gustav Jung

¿QUÉ SON LAS EMOCIONES?

Podríamos definirlo, a nivel general, como el impulso que nos hace avanzar, que nos hace comportarnos de una determinada manera para sobrevivir y adaptarnos al medio.

“Los sentimientos junto con las emociones de las que proceden, sirven de guías internas y nos ayudan a comunicarnos con los demás”

Antonio Damásio

Nuestro cerebro es un órgano de conocimiento emocional. Él dirige la atención hacia lo que le parece relevante y la emoción nos hace concentrar e invertir la energía en lo que el cerebro ha elegido como relevante.

Las emociones han jugado un papel decisivo en la evolución y adaptación de la especie humana a su entorno, son la señal que nos empuja a enfrentarnos a los desafíos impuestos por el hábitat (reacción de supervivencia ante un león por ejemplo).

Las emociones influyen en nuestra atención y visión de las cosas. En una situación de peligro la atención se concentra en lo que podría amenazarnos, hasta el punto, a veces, de no ver otra cosa y quedarnos paralizados. En sentido contrario estaría la sensación de estar en una nube cuando el amor y la alegría nos inundan.

La palabra emoción viene del latín exmovere o emovere y significa “movimiento hacia el exterior” o “poner en movimiento”. Designa lo que nos pone en movimiento en el exterior o en el interior de nosotros.

 EMOCIONES BÁSICAS

En los años 70 del s.XX, Paul Ekman, psicólogo americano, catalogó las emociones sobre los efectos que tenían en los músculos del rostro. Esto le llevó a establecer una lista de 6 emociones básicas que están presentes en todas las culturas y son universalmente identificables. Son emociones de encendido automático con el objetivo de ayudarnos a responder a los cambios de nuestro entorno. La emoción es universal pero lo que la desencadena no, varía en las diferentes culturas.

Estas son: Alegría, Tristeza, Miedo, Ira, Asco y Sorpresa.

Emociones básicas Intentamos evitar al máximo lo que nos resulta desagradable o nos hace sufrir y buscamos lo que nos parece positivo.

 CLASIFICACIÓN DE LAS EMOCIONES

¿En qué se diferencia la emoción del miedo ante un coche que nos puede atropellar y el miedo generalizado que provoca los ataques de pánico?

En la primera situación la reacción no lleva filtro cognitivo y en la segunda sí.

Ejemplo:

“Es tarde y tenemos prisa; acaba de anochecer, llueve a cántaros desde hace una hora y vamos a 120 kms. por hora. De repente el coche resbala y yo giro el volante bruscamente dirigiendo como puedo el coche hasta el arcén y consigo que se pare.

¿Cómo te has sentido un momento antes de que el coche patine? Emoción inconsciente de miedo. Cuando se hace la maniobra, esta reacción se puede convertir en angustia. Incluso tú puedes estar disgustado conmigo por mi falta de prudencia. Y todo esto tan solo en un segundo.Después yo puedo sentir vergüenza y culpabilidad y tú cólera.”

A medida que va entrando el sistema cognitivo los estímulos generan emociones diferentes, y éste se va evaluando en función de la cultura y nuestras experiencias pasadas dando como consecuencia emociones diferentes.

Esta diferencia entre las emociones inconscientes cuyo objetivo es la supervivencia y el resto, las cognitivas, tienen un camino diferente en el cerebro.

 CEREBRO Y EMOCIÓN

Podemos decir que en el cerebro existen dos caminos para interpretar las emociones, un corto y otro largo.

Camino corto: aparece el estímulo, y desde el órgano sensorial va directamente a la amígdala que es donde se genera la emoción. Las respuestas se producen a gran velocidad acompañadas de síntomas físicos de alerta: aumenta el ritmo cardíaco, la sudoración, temblores, incremento de la tensión muscular et.

Todo dirigido a una emoción que nos proteja de un peligro inminente.

Emociones y cerebro

Camino largo: La información tiene que ser procesada por la corteza frontal y exige más tiempo.

Por ejemplo, si alguien nos dirige unas palabras, el estímulo auditivo deberá ser procesado primero por las áreas del lenguaje para que podamos comprender su significado, y en función de éste, generar una respuesta, que tardará un tiempo en transformarse en una conducta.

Resumiendo, podríamos decir que hay dos tipos de emociones y dos tipos de respuestas a ellas: una automática (corta) y otra reflexiva (larga).

CUANDO UNA RESPUESTA REFLEXIVA SE CONVIERTE EN AUTOMÁTICA

A lo largo de la vida, con la repetición de las mismas reacciones a determinados estímulos, algunas respuestas que en su origen fueron reflexivas, necesitaron de un tiempo de “evaluación y recapacitación”, se van haciendo cada vez más automáticas y menos reflexivas. Reaccionamos ante ciertos estímulos de una manera automática sin evaluar la situación, sin reflexionar sobre lo que hacemos y, en estos casos, fácilmente nos equivocamos y acabamos haciendo actos que después podemos lamentar.

Es frecuente que reaccionemos así en nuestras relaciones de pareja, en el trabajo, en discusiones con otras personas que nos resultan difíciles, et. En estas situaciones al sentirnos atacados y heridos respondemos insultando o hiriendo a la otra persona con lo que, en lugar de solucionar el conflicto empeoramos la relación, a veces de manera irremediable.

 MIDNFULNESS Y EMOCIONES

Con la práctica del MINDFULNESS se producen dos efectos, uno a nivel cerebral y otro a nivel cognitivo.

A nivel cerebral. La práctica de la meditación potencia las conexiones entre la corteza cerebral y el sistema límbico y esto permite que el intervalo entre el estímulo, el desencadenante, y la emoción, sea más largo. Se fomenta la reflexión y nos da más tiempo a recapacitar (favorece el paso de DETENER) y elegir la respuesta más adecuada. Cuanto más practiquemos la meditación más fácil será “detenernos” ante un estímulo, reflexionar y elegir la respuesta más conveniente y exitosa en cada situación.

A nivel cognitivo. Como ya hemos visto, con la práctica de la meditación y la actitud adecuada, podemos observar las situaciones y las emociones que nos suscitan sin juicios y con aceptación. Esto permite “dejar ir” a estas emociones y contemplar e interpretar las situaciones desde otra perspectiva.

Centro Madá en Alcalá de Henares es un centro especializado en psicología, reiki técnicas para combatir el estrés y la ansiedad. Los psicólogos de Centro Madá son especialistas en psicología cognitivo-conductual basada en Midnfulness.

Conoce nuestros cursos y talleres de Crecimiento Personal y Desarrollo interior.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Linkedin+1Share via email
Esta entrada fue publicada en Meditación y Mindfulness, Psicología cognitivo conductual y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>