Psicología y enfermedad. Psico-oncología

Mindfulness y Reiki en la psicología oncológica y enferemedes crónicas y terminales

Con este post me gustaría comenzar una línea en la que trabajo y cada día me da más satisfacciones, la PSICO-ONCOLOGÍA.
No obstante, me gustaría aclarar que, aunque trabajo con pacientes oncológicos, todo lo que expongamos en esta serie de post relacionados con la “psicología y la enfermedad “ se aplica a cualquier persona con enfermedades crónicas, largas y dolorosas, y a sus familiares y cuidadores. Ante diagnósticos de ELA, Alzheimer, fibromialgia y otras muchas más, además de aquellos que por accidente ven drásticamente truncada su salud, ponemos en marcha la misma línea de actuación y las mismas fases con el objetivo común de hacer frente a esta situación que, literalmente, pone “patas arriba” la vida de cualquier persona y su entorno.

La palabra cáncer, todavía a día de hoy, es una palabra tabú para muchos,  para los que no han tenido la suerte de encontrarse cara a cara con ella, y para otros muchos que aunque la han oído muy cerca se resisten a aceptarla. Y aunque desgraciadamente no podemos olvidar que todavía en algunos casos va estrechamente ligada a muerte, esconde muchos matices de verdadera transformación y vida dentro de la muerte.

La psicología es apasionante siempre, pero la experiencia en oncología es el camino en el que verdaderamente cobra un sentido más amplio y en el que se pone a prueba cada una de las técnicas, aptitudes y actitudes de un psicólogo que, en definitiva, no deja de ser una persona.  La psicología quizá sea una de las profesiones que permiten una mayor evolución personal, en paralelo, con la de cada una de las personas que confían en nosotros, evolución que cobra pleno significado cuando te enfrentas a la muerte y a sus diferentes aristas.

Todos sabemos que sólo echamos de menos la salud cuando llega la enfermedad. Aunque parezca obvio, no es frecuente encontrarse con personas que todos los días se sientan agradecidos por tener una buena salud, esto sólo pasa cuando antes nos enfrentamos de alguna manera a la muerte, ya sea real o suscitada.

Es sorprendente el efecto que puede tener una enfermedad en nuestra vida, aunque la enfermedad sea leve. Podemos suponer que los efectos que tienen las enfermedades van directamente relacionados con la gravedad de ésta, pero en realidad, el día a día nos demuestra que esto no ocurre así sino que más bien los factores que entran en juego son complejos: el modo en que pensemos, sintamos y actuemos con respecto a la enfermedad marcan la diferencia.

Además de los efectos físicos de la enfermedad también nos encontramos con los pensamientos y sentimientos que suscita. Es frecuente sentir ira, resentimiento, frustración, culpabilidad o miedo. Es probable que nos sintamos angustiados, deprimidos e incluso avergonzados. La mente y el cuerpo, como ya hemos visto en anteriores post, están interconectados entre sí y se influyen mutuamente. Por ello, cuando estamos enfermos, la mente empieza a analizar la situación, evocar el pasado y elucubrar historias acerca de lo que podría pasar en un futuro.

La enfermedad provoca reacciones en el mismo sentido en que las provoca cualquier situación difícil y emociones que tienen que ver con el pasado y el futuro.

Y aquí, es donde entra en escena la psicoterapia basada en Mindfulness y Reiki. Los psicólogos de Centro Madá son especialistas en terapia cognitivo-conductual basada en mindfulness para aliviar situaciones donde la enfermedad tiene protagonismo destacado.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Linkedin+1Share via email
Esta entrada fue publicada en Psico-oncología, Psicología cognitivo conductual, Reiki y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>